Walking in Lima
Paseo Sáenz Peña, un lugar que debe conocer

Paseo Sáenz Peña, un lugar que debe conocer

Paseo Saenz Peña

El paseo o alameda Sáenz Peña, uno de los lugares más bellos de Lima, por la diversidad de su arquitectura y los atardeceres de verano que la llenan de luces como un portal que se abre e invita a volar por la inmensidad del mar que refleja los rayos del sol que se oculta en el horizonte.

Este hermoso lugar construido en épocas donde el buen gusto y la creatividad  eran habituales entre aquellos que construían el futuro en nuestra ciudad, fue un proyecto inaugurado por el Alcalde Don Aurelio Souza en 1912 y en la actualidad se encuentra circundada por galerías de arte y diversas muestras culturales como el teatro mocha Graña.











Uno de los principales atractivos del paseo Sáenz Peña son las bellas casonas o mansiones con influencia europea y estilos arquitectónicos que van desde los motivos góticos y tudor hasta el moriscos entre las que destacan: la casona Valle Dasso, la Embajada de España y la recordada casona del colegio San Julian del sabio Gustavo Pons Muzzo, entre otras.

En enero del 2013 se piensa inaugurar el primero de tres hoteles boutique que se construirán en Barranco. Entre las esquinas de la Av. San Martín y el Paseo Sáenz Peña,  el hotel Barranco estará ubicado en una tradicional casona barranquina, que viene siendo restaurada y remodelada por la empresa Il Restauro. El establecimiento tendrá 27 habitaciones distribuidas en dos niveles.




Una de las historias más polémicas de este querido lugar barranquino es la historia del obelisco en honor al libertador argentino José de San Martín.  En principio, esta obra de Roselló, estuvo ubicada cerca de la entrada al Parque de la Exposición y reemplazó al monumento a Colón que fue trasladado unos metros más allá, al centro de la avenida 9 de Diciembre (Paseo Colón). El obelisco, que en ese entonces estaba coronado por un angel de la victoria, fue trasladado a Barranco en 1922 y fue, inexplicablemente, partido en dos: la parte mayor del obelisco y la escultura de San Martín, en la Alameda Sáenz Peña; el resto del obelisco y el Ángel, en la Av. Bolognesi; en el terremoto de 1940, el Ángel se cayó y se destruyó. Cabe resaltar que el monumento fue un obsequio hecho por el coronel Lorenzo Pérez Roca a la ciudad de Lima en 1906.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *